top of page

El anhelo de Las Varayuq: Venuca Evanán en Arica Barroca

Artista del Año del X Festival de Arte Sur Andino Arica Barroca, Venuca Evanán presentó las Tablas de Sarhua, una obra realizada desde la perspectiva de una mujer sarhuina que lucha por el empoderamiento femenino desde la capital peruana.

Es la primera vez que Venuca Evanán visita Arica y Parinacota, una región al norte de Chile, con una costa al Pacífico como en Lima, y con alturas hacia el Altiplano como en Ayacucho. Pero para ella esta variación geográfica no es algo nuevo, como migrante interna del Perú, ha tenido que estar toda su vida entre la capital y la sierra. Pero sobre todo, porque se trata del Sur Andino, rutas transitadas por muchas generaciones ancestrales durante siglos antes de que existieran las fronteras.


La artista peruana llegó a la región por motivo del X Festival de Arte Sur Andino Arica Barroca, como Artista del Año en esta edición, presentando las tablas que ha pintado toda su vida con una antigua técnica cultivada por la comunidad de Sarhua en Ayacucho, que consiste en ilustrar, utilizando plumas y pigmentos vegetales sobre tablas de madera, originalmente de sauce, una serie de historias familiares y cosmovisiones andinas. En la cultura sarhuina, estas tablas se entregan a la familia dueña de una vivienda como parte de una ceremonia de inauguración de esta, en un pueblo donde es muy común la construcción comunitaria de viviendas.


"Ese es mi anhelo, mi sueño, que las mujeres tengan voz propia y aportes para que tengamos una comunidad y una sociedad más equitativa"

Con el paso de las generaciones, los sucesos históricos y los flujos migratorios internos en Perú, las tablas de Sarhua comenzaron a graficar otros tipos de expresiones y mensajes. Marcados por los episodios del conflicto armado interno en Perú, en la década de 1980, el dolor de la violencia provocada se ilustró en varias tablas como una manifestación de memoria. Y tras presenciar episodios de violencia de género y la minimización del rol femenino en una cultura machista, Venuca, hija de esa generación, busca resignificar estas técnicas artísticas, para retratar la realidad sobre las mujeres, buscando su empoderamiento en la cultura andina.


TALLER DE ARTE Y CEREMONIA


"A veces pensamos que algunos elementos o prácticas en las comunidades son solo decorativos, y no es así"

La muestra que presentó Venuca en la Galería Ex Aduana, trata de una serie de tablas originales que van en esa línea, cultivando técnicas ancestrales de su pueblo e ilustrando nuevas perspectivas en el arte. Al tercer día del Festival Arica Barroca, Venuca compartió su trabajo invitando a un grupo de personas a pintar en tablas sus propias historias.


—Haciendo este taller veo el interés de la población, de los jóvenes, de las mujeres, docentes y señoras que han venido a recibir esta mediación. Que ellos mismos hayan realizado su propio trabajo, es muy satisfactorio. A mí me encanta dar talleres, aparte de exponer y pintar, me encanta porque esto puede llegar a otras personas.


Considero importante la transmisión -de conocimientos-, porque así uno valora lo que nuestros antepasados han hecho con mucho esfuerzo, entonces, la gente al interactuar con esta técnica, va a conocer la diversidad que somos como países, tener mucho estima y mucho aprecio por el arte de una comunidad.


Terminado el trabajo de taller, el grupo junto a la mediadora se trasladó hacia el frontis de la Casa de la Cultura Ex Aduana con todas las tablas que pintaron, para realizar la ceremonia sarhuina, caminando hasta la puerta de la Casa de la Cultura, en compañía de un canto ceremonial.


—Propuse introducir esto en lo educativo, porque a veces pensamos que algunos elementos o prácticas en las comunidades son solo decorativos, y no es así. Hay muchas cosas que se hacen de manera ceremonial, por lo que al practicar e involucrar a las personas, es también, hacerlos vivir esta experiencia, y que entiendan que en las comunidades las cosas que se realizan tienen un mensaje espiritual.


Tradiciones que se conservan a pesar del paso del tiempo, costumbres familiares que son nucleares aun cuando las personas ya no viven en el pueblo que las vio nacer. La migración interna es una realidad que han tenido que enfrentar millones de peruanas y peruanos, con el sueño de poder desarrollar sus proyectos de vida, con los pies en la ciudad, pero con el corazón en su pueblo.


—Más sarhuina me siento. Porque mis padres tuvieron que irse de su pueblo en busca de oportunidades porque, lamentablemente hasta ahora, no se han podido descentralizar. Muchos tienen que migrar y aprender otros estilos de vida. Vivo en Lima, pero siempre he estado rodeada por la comunidad sarhuina.


Ser sarhuina en la capital, como en diferentes lugares, hay muchos pensamientos, pero nos vamos agrupando, así como yo, hay muchos hijos de sarhuinos que nos estamos organizando y abriendo espacios y lugares para intercambiar y aprender más de nuestras culturas, de nuestro idioma el quechua y yo al ser de la directiva, motivo a que más niños y jóvenes se involucren con nuestro patrimonio, con su arte y su cultura en la capital.


LAS VARAYUQ

"En la comunidad, eligen autoridades, pero son los varayuq y sus esposas, mas no siento que se le tome mucha importancia a la opinión y el aporte de las mujeres del pueblo"

Para Arica Barroca, este tipo de artistas son relevantes porque permiten la conservación de técnicas tradicionales de arte. Con un importante acento en las mujeres de la comunidad, como encargadas de preservar estas tradiciones de quienes han venido de antes, Las Varayuq se presenta como la imagen de esta décima edición, destacando la fuerza de la mujer andina. Sin embargo, un varayuq (autoridad espiritual de comunidades andinas) es un cargo que solo es habitado por los hombres.


—Es mi anhelo que todavía no pasa. En la comunidad, eligen autoridades, pero son los varayuq y sus esposas, mas no siento que se le tome mucha importancia a la opinión y el aporte de las mujeres del pueblo. Entonces esta obra, Las Varayuq, es un mensaje donde me cuestiono porqué en nuestros tiempos aún las mujeres no llegamos a ciertos espacios, como llegar a ser autoridades. Y ese es mi anhelo, mi sueño, que las mujeres tengan voz propia y aportes para que tengamos una comunidad y una sociedad más equitativa.


Es un derecho de todo ser humano poder escucharnos y también entender que estamos en constante evolución y considero que si a nivel mundial podemos entendernos hombres y mujeres, nos va a ayudar a seguir evolucionando como sociedad, como mundo y eso nos beneficia a todos los habitantes de la Pachamama.


Entonces que este festival esté con el enfoque de visibilizar a las mujeres de diferentes países en diferentes áreas de las artes, representa una plataforma muy importante. Yo estoy feliz de que me hayan invitado a poder compartir lo que sé, yo sé que a través de las redes sociales esto va a llegar a la población en Ayacucho y voy a inspirar a más jovencitas, a mi propia hija y demostrar que ella también puede, que el trabajo en equipo está cambiando nuestra mentalidad en hombres y mujeres y estamos forjando un mejor futuro para todos.


"Lamentablemente yo siento que se está retrocediendo en los derechos de las mujeres, se está viendo ahora mucho más violencia"

Para Venuca, no es solo que las mujeres lleguen a cargos de poder, tiene que haber un compromiso de las autoridades con los derechos de las mujeres, las mujeres andinas. En los últimos meses, las peruanas y peruanos han tenido que vivir situaciones difíciles, con mucha violencia en las calles tras las tensiones que se mantienen entre las comunidades con la clase política.


—Lamentablemente yo siento que se está retrocediendo en los derechos de las mujeres, se está viendo ahora mucho más violencia, mucha más agresión a las comunidades, a las mujeres campesinas. Yo siento que el mensaje es claro: no quieren que se metan en política. Están siendo muy agresivos. Ese es el mensaje que me han dado tristemente las personas que supuestamente nos representan. Yo no me siento representada. Muchas mujeres del sur no nos sentimos representadas. Muchos hijos de migrantes no nos sentimos representados.


Esperemos que realmente puedan entrar a la política mujeres del sur que quieran trabajar, que quieran representar a la población y podamos seguir involucrándonos en poder crear leyes realmente en favor del país.


Terminada la actividad, la artista sarhuina se dedicó a acompañar toda la programación del festival, siendo parte de celebraciones, aprendiendo de otras exposiciones, mediaciones artísticas, charlas y encuentros; participando de los viajes a los pueblos de la región; encontrando puntos en común con amigas y amigos invitados chilenos, bolivianos y peruanos.


Venuca Evanán dejó una huella imborrable en el X Festival de Arte Sur Andino Arica Barroca. Su colorida presencia nos invita a atesorar lo que se halla en las costumbres familiares. Es a través de las Tablas de Sarhua que se encuentra un ejemplo de conservación de un arte ancestral en nuevas maneras de ver el mundo.

Comentários


  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
bottom of page